Toma de protesta de López Obrador: retos y propuestas




Andrés Manuel López Obrador asumió la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos formalmente el 1 de diciembre de 2018.

Andrés Manuel López Obrador tomó protesta como el presidente constitucional recibiendo la banda presidencial de manos de Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputados en su LXIV Legislatura.

Durante su discurso de 80 minutos, Andrés Manuel reafirmó su compromiso con el pueblo de México.

Agradeció a Enrique Peña Nieto por la no intervención en las elecciones pasadas. López Obrador con un tono directo y crítico, señaló que el modelo fallido neolioberal solo sirvió para la corrupción, tolerado por los gobiernos pasados.

“Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y de la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentismo. Esa es la causa principal de la desigualdad económica y social, y también de la inseguridad y de la violencia que padecemos”, dijo en el estrado.

Dentro de la Cámara de Diputados y en el Zócalo, AMLO comentó “si me piden que exprese en una frase el plan del nuevo gobierno, respondo: acabar con la corrupción y con la impunidad”.

La nueva etapa inicia “sin perseguir a nadie” porque no apuesta “al circo ni a la simulación”. Sin embargo precisó “que las autoridades desahoguen con absoluta libertad los asuntos pendientes”.

Es decir, los responsables de delitos serán procesados conforme a la ley, como en el caso Ayotzinapa.

Andrés Manuel López Obrador, con 65 años de edad, llega a la presidencia tras imponerse en las elecciones presidenciales del 1 de julio 2018 con más del 53% de los votos.

Aseguró que se someterá a la revocación de mandato, siendo partidario del sufragio efectivo y a la no reelección.

Entre los invitados especiales que asistieron a la toma de protesta aparecieron Felipe VI (rey de España),  Josep Borrell Fontelles (ministro de Asuntos Exteriores de España), Evo Morales Ayma (presidente del Estado Plurinacional de Bolivia), Lenín Moreno Garcés (presidente de la República del Ecuador).

Miguel Díaz Canel Bermúdez (presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la República de Cuba), Danilo Medina Sánchez (presidente de la República Dominicana), António Costa (primer ministro de la República Portuguesa).

Kim Yong Nam (presidente del presidium de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea), Chen Yueyue (vicepresidenta de la Asamblea Popular de China), Mansour Bin Mutain y Bin Abdulaziz Al Saud (príncipe y ministro de Estado de Arabia Saudita), por mencionar algunos.

 

Principales propuestas y retos del (nuevo) Gobierno de México.

  • Acabar con la corrupción y la impunidad.
  • Promover una ley para que la corrupción sea considerada delito grave.
  • Bajar los sueldos de los altos funcionarios públicos. El presidente ganará 40% de lo que recibía el presidente saliente.
  • Eliminar el fuero.
  • Reducción de unidades administrativas en los estados del país.
  • Reducción de 50% de gasto en publicidad.
  • Vender el avión presidencial, toda la flotilla de aviones y helicópteros para uso de altos funcionarios.
  • Eliminar el servicio médico privado de la clase política.
  • Constituir la Comisión de la Verdad para investigar el caso Ayotzinapa.
  • Construcción de la refinara en Dos Bocas, en el municipio de Paraíso, Tabasco.
  • Ampliar los puertos de Salina Cruz, Oaxaca, y Coatzacoalcos, Veracruz.
  • Construir el Tren Maya.
  • Plantar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el sur y sureste de México.
  • Otorgar créditos a agricultores, y artesanos.
  • No permitir el fracking ni transgénicos.
  • Aumentos al salario mínimo por encima de la inflación.
  • Reducir el IVA del 16 al 8%, a partir del 1 de enero del 2019; bajar el ISR a 20% y duplicar el salario mínimo. En las ciudades fronterizas con Estados Unidos.
  • No incrementar impuestos ni precio de gasolina más allá de la inflación.
  • No aumentar la deuda extranjera.
  • Certeza a inversionistas nacionales y extranjeros.
  • Respetar la autonomía del Banco de México.
  • Creación del Instituto Nacional para Atención a Pueblos Indígenas
  • Dotación de medicamentos gratuitos a la población marginada del país.
  • Cancelación de la Reforma Educativa.
  • Crear de 100 universidades públicas.
  • Otorgar 10 millones de becas a estudiantes de todos los niveles.
  • Contratar 2 millones 300 mil jóvenes en talleres de aprendizaje, empresas, negocios, con un pago de tres mil 600 pesos mensuales.
  • Abrir la Residencia Oficial de los Pinos para el arte y la cultura.
  • Fomentar deporte y pensión a adultos mayores.
  • Crear una Guardia Nacional; si la autoriza el poder legislativo y el pueblo. Ocho mil elementos de Estado Mayor Presidencial pasarán a formar parte de dicha guardia.
  • Crear 266 coordinaciones de seguridad y paz.

López Obrador, llega a la presidencia como el candidato más votado en décadas. Además cuenta con una mayoría, casi absoluta, en ambas cámaras del Congreso.

Fue 3 veces candidato presidencial (2006, 2012, 2018), y ha expresado que se siente preparado para afrontar los problemas del país y buscar su desarrollo.

“Nada material me interesa, ni me importa la parafernalia del poder. Siempre he pensado que el poder debe ejercerse con sabiduría y humildad”, dijo el ahora presidente de México.

Y concluyó: “Estoy optimista: vamos en el camino de lograr el renacimiento de México”.