Recuento de Poemas- Jaime Sabines

Era 1948 y la segunda guerra mundial todavía resonaba con secuelas de horror en el mundo. Jaime Sabines, hijo de un emigrante de Líbano, acaba de dejar la escuela de medicina, puesto que no es su verdadera vocación, después de 3 años de estudiar la carrera.  Regresa a su tierra natal, Chiapas, para trabajar como vendedor de telas, y comienza a escribir su poesía… la cual le ganaría el Premio Xavier Villaurrutia (1972) y lo volvería uno de los autores mexicanos más célebres.

Aunque es imposible reseñar toda la obra literaria de Jaime Sabines, la cual abarca más de 40 años, pero lo podemos intentar para al menos convencerlos de empezar a leer un poco…

Tienes que oír mi amor con su voz, tocarlo en su carne, aceptarlo como es, desnudo y libre.Los amorosos” (2009)

Aclaraciones

Creo que conocer un poco de la vida del autor siempre nos aclara -obviamente- aspectos y tintes de lo que escribe, para comprender cómo y porqué son esos versos así. Lógicamente, conocer el background y la época tanto política como cultural en la que radican los autores aclaran mucha de la neblina con la que solemos leer sus cosas.

Porque creo que ése es uno de los principales problemas de la poesía: muchos la consideran fuera de su alcance o de su rango, cosas que literatos con maestrías en filologías discuten en coloquios ahí por la Condesa, pero la poesía, y especialmente la poesía de Sabines, logra una conexión con la belleza de lo mundano, que los versos suenan casi como prosa platicada, dotados de una simpleza de elaboración pero complejos no obstante en su significado.

Un pedazo de luna en el bolsillo es mejor amuleto que la pata de conejo.Otros Poemas Sueltos” (1994)

Empezar a hablar de poesía en El Tintero con Sabines no es pura casualidad: es el poeta que nos recuerda, hablando de soledad, lo cotidiano, el amor y el sexo, que la poesía es la vida vista desde las perspectivas de mil voces, cada una con una tono y colores distintos, pero siempre un reflejo de su tiempo y de sus influencias- es un viaje al pasado, una manera de oír nuestros propios pensamientos mientras escuchamos los de otros.

 

Reseña: Estilo

Hay en su poesía tintes vibrantes de amargura, terriblemente prosaicos. Usualmente a lo prosaico se le considera consistente en la falta de armonía o de entonación poéticas, en la demasiada llaneza de la expresión o en la insulsez y trivialidad del concepto, pero Sabines nunca cae en lo vulgar, aunque se acerca mucho. Usa un lenguaje cotidiano, conversacional, donde lo trágico del amor y lo plano de la soledad logran ser descritos de manera muy hermosa… sin tener que recurrir a grandes metáforas o hipérboles.

Su estilo, de una brillantez furiosa, que nos recuerda un poco a la espontaneidad de la ebriedad, confiere a su poesía un poder de comunicación que genera intimidad con el lector, sin desdeñar el uso de un humor directo, que cae con gran peso.

Es muy expresivo, genera imágenes que se vuelven hermosas porque todos podemos visualizarlas en nuestra vida, en nuestro pasado.

Morir es retirarse, hacerse a un lado, ocultarse un momento, estarse quieto, pasar el aire de una orilla a nada y estar en todas partes en secreto.Algo sobre la muerte del Mayor Sabines” (1973)

Si nunca has sido gran fan de la poesía pero te gustaría darle una oportunidad, si quieres leer poesía fácil de leer y apreciar a un icono nacional de la literatura… debes de leer a Sabines.