Rayuela- Julio Cortázar

Introducción

Rayuela es la gran novela de Julio Cortázar, donde comprimida en una píldora fantástica que se puede abrir por cualquier lado y leer por cualquier lado, donde cada lectura es diferente, Cortázar inyectó con verdadera inspiración todas sus pasiones, obsesiones e inclinaciones estéticas y literarias.

En esta novela conocemos el amor turbulento de Oliveira y La Maga, los amigos del Club de la Serpiente. Vemos París- las caminatas en busca del cielo y el infierno, el arte de La Maga para siempre dar vuelta en las esquinas correctas, la nostalgia y la magia de una época que ya no volverá. Estas visiones tienen su reverso en la aventura simétrica de Oliveira, Talita y Traveler en un Buenos Aires teñido por el recuerdo, donde el calor, la nostalgia y la seclusividad de un hospital psiquiátrico…

Aun en estado embrionario, Rayuela generó un sinfín de definiciones a cargo de su propio autor: libro infinito, gigantesca humorada, bomba atómica, grito de alerta, el agujero negro de un enorme embudo… La definición varía dependiendo de la córnea que lo lea.

“Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto”.

Reseña

  • Es una referencia fundamental de la literatura hispanoamericana. Su estructura de secuencias sueltas permite distintas lecturas, y por tanto, diversas interpretaciones. Con esta forma de lectura, lo que pretendió Julio Cortázar era representar el caos, el azar de la vida y la relación indiscutible entre lo creado y la mano del artista que lo hace.
  • Es una prosa magnífica, te atrapa en la primera página pero luego te va soltando, creo que es simbólico de el descenso de Oliveira hacia la locura que lo llevaría a pasearse por un hospital psiquiátrico.
  • Libro bastante lento, debes de estar muy concentrado a la hora de leerlo, pues es indispensable ser culto ara entender las referencias que el autor hace.
  • Hay que entrar con mente abierta dispuesto a tener una experiencia tanto sensorial como psicológica, y no aferrarnos al modelo de la narrativa lineal.

“Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos (…), te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto”.

Conclusión

Es uno de esos libros que o bien amas u odias y no puedes ni terminar. En su día fue -corrijo, sigue siendo- toda una audacia por su técnica, su complejidad estilística, y su singular estructura; ya que te permite seguir de una forma un tanto azarosa sus pasajes.

Aparte de este laberíntico juego, este experimento de saltos entre blanco y negro, está la hondura desgarradora de sus personajes, así como la espontaneidad, lo fortuito y romántico de muchos de sus pasajes. Considerada por muchos una obra maestra, es un reto interesante por su lenguaje, su ingenio; al que se debe de llegar con mucho tiempo de sobra y con ganas de degustar cada sílaba, con ganas de construir la línea del tiempo y la secuencia en nuestra mente.

Es una obra que nunca se termina, hay que leerla varias veces para exprimirle el jugo de su esencia. 

“Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.