El Suelo del Ruiseñor- Lian Hearn

Publicada en 2002, esta novela juvenil de tintes históricos y definitiva fantasía es ya una pentalogía y comienza con este volumen.

 

Introducción

En la lejana aldea de Mino, vive una tribu que se hace llamar Los ocultos; a la que pertenece Tomasu. recientemente los han cazado hasta la extinción, y el chico contempla impotente cómo se aldea es incendiada por los Tohan. Tomasu, quien no sabe leer ni escribir, y no le interesan o sabe nada acerca de guerras entre clanes, se las arregla para tirar del caballo a Iida Sadamu, el líder de los Tohan, en una ofensa imperdonable.

En su huida de una muerte inevitable, corre al bosque, y allí se encuentra y es salvado- por un extraño ermitaño, que resulta ser Otori Shigeru.

Son cinco libros de los cuales este es el primero.  Mezcla muy entretenidamente aventuras, romances, batallas, política, todo ello en el marco de un Japón feudal al que la autora añade a unos seguidores de una religión muy parecida al cristianismo así como una serie de familias ancestrales con poderes. Descripciones de paisajes y sonidos hermosas, la alusión a una profecía inevitable, la magia inexplicable, la promesa de un amor eterno, y la esperanza en medio de la tragedia. Y entre todo, el amor a la familia y la memoria de tiempos mejores.

 

Váyamonos de Lleno

Shigeru cambia el nombre de Tomasu al de Takeo, pues alega que Tomasu es un nombre muy común entre los Ocultos, y además éste presenta un aspecto físico muy similar al del fallecido hermano de Shigeru, cuyo nombre era Takeshi.

Shigeru lleva a Takeo a Hagi, capital del imperio Otori, donde fueron condenados después de la batalla librada 16 años antes en Yaegahara, conocida como la derrota más grande de los Otori. Cuando llega allí, Takeo descubre que su padre pertenecía a la Tribu un clan secreto y poderoso de espías con habilidades especiales, quienes también lo reclaman para sí. 

Del otro lado del mundo, vive Kaede, hija del señor Shirakawa, quien vive como rehén de los Noguchi desde muy pequeña. Siendo hija de alguien importante y pieza clave en el escenario político, se la ofrecen en matrimonio a Shigeru.  Para la boda se la encomiendan a Maruyama Naomi, señora de Maruyama, pariente lejana de Kaede y amante secreta de Shigeru durante más de diez años.

Cuando Takeo (quien acompaña al señor Otori) y Kaede se encuentran, se enamoran perdidamente al instante. Pero todo un mundo de políticas y secretos donde ellos son piezas del tablero los separa.

 

Opiniones

  • Mi aspecto favorito del libro son sus descripciones. La tendencia asiática a encontrar en la poesía premoniciones y reflexiones, recuerdos del porvenir, el pasado y el presente en conjunto, está incluido en los paisajes, en las visiones de los personajes.
  • No lo siento repetitivo: todo cambia, de golpe, del pueblo Mino a la destrucción, de encontrar a Shigeru a llegar a la casa Otori y estudiar para su posición, de entrenar sus habilidades a conocer a Kaede, nunca nos deja caer en la comodidad de saber qué pasará en el siguiente capítulo.
  • No sé cómo la autora se las arregla para incluso destilar los olores que describe y dejarte el sabor del té en al boca, del acero, de la sangre, del viento frío en una noche de nieve, del salitre. Sus descripciones son muy imaginativas de una manera muy elegante, sin tener que recurrir a hipérboles o a metáforas muy despegadas. Aunque no puedo negar que algunos pasaje avanzan frenéticamente mientras que otros son más de reflexión, más que nada los de Kaede, por su rol como mujer, que le prohíbe hacer muchas cosas, excepto estar a la merced de los hombres que quieren poseerla… pero no crean que no se defiende.
  • Es un personaje muy femenino, que a veces cae en los clichés de esperar que la rescaten. Pero tiene una fuerte voluntad, una belleza célebre que la che una pieza importante en el mapa político y una lealtad a sus ideales, además de ganas de NO SER INÚTIL, lo que no lo hacen tan odiosa.
  • Para alguien que no conocía bien la cultura japonesa (como yo) el libro fue una incursión llena de aventuras y emociones a un mundo fascinante con leyes distintas, con una belleza en su prosa y en sus descripciones.

Veredicto

La sutil red de alianzas, engaños y vínculos de sangre que la autora teje alrededor del lector, los usos y costumbres descritos con precisión y delicadeza, y el sentimiento de estar envuelto en el paisaje de un Japón feudal dictado por leyes y reglas que no pueden romperse -y aún así los protagonistas lo intentan- crean también un ambiente de tensión y emoción, en una inmersión total. Apto para una transición hacia una literatura más madura, conlleva un buen rato para quien lo lee, entre una tacita de té y una mantita cómoda.